CELEBRACIÓN DEL BIEN

CONTRA EL MAL.


CORPUS CHRISTI

Redacta: Sigfredo Romero Sánchez

Esta celebración del bien contra el mal, nace en Europa como fiesta religiosa dentro de la Iglesia, que luego fue cobrando importancia después del año de 1280, desde el momento que tuvo una visión la mística Juliana de Carriñon.
Principalmente por España nos llega la tradición del Cuerpo de Cristo, traducción del latín de la misma.
Al llegar a Venezuela, con los conquistadores, la celebración comienza a tener particular forma. En el calendario, al igual que las fiestas decembrinas, la de Carnaval y Semana Santa, se establecieron como fiestas ordenadas por la Iglesia.

Se reconoce que en Caracas ya para los años de 1600, existían las primeras apariciones y procesiones del Corpus Christi como tal. Sucesivamente comienzan a surgir con fuerza las figuras del Diablo, como lo hacían en Europa en los Actos Sacramentales, que eran grandes bateas rodantes donde se llevaban a cabo representaciones religiosas, luchas de Diablos contra los Ángeles, como obras de teatro desarrollados en la vía pública. El cultivo por parte de la Iglesia de este tipo de escenificación, forma parte del interés de hacer entender lo que significa la lucha del bien contra el mal en nuestras vidas.

La mezcla de culturas europeas, africana y del aborigen natal, dieron forma a lo que hoy conocemos como tradición y cultura popular. Podemos decir que tenemos un calendario multicultural.

En conversación con el cultor del folclore Luis Guevara "Guico", encontramos la explicación transparente del tema. Rodeados de fotos, figuras multicolores de las mascaras de la tradición, de instrumentos y libros que tratan el tema, desmenuza paso a paso lo que es y significa en nuestra región la celebración del Corpus Christi.

"Guico", como cariñosamente lo conocemos, explica que ésta adoración al Cuerpo de Cristo podía llegar a durar hasta 40 horas consecutivas. Compositores y escritores le dedicaban temas al Corpus. Poco a poco estas celebraciones fueron pasando a manos del pueblo.

Esta representación de la lucha del bien contra el mal se muestra a manera de comedia, la lucha del Arcángel contra el Diablo, donde el mal se representa en forma de culebra. Inicialmente la fiesta del Corpus Christi era la fiesta del Cuerpo de Cristo, cuando pasó a manos del pueblo, cambió para mostrarse en forma teatral.

Es bueno recordar que así como el Jueves Santo es el día central del amor al cuerpo y alma de Cristo, el Corpus Christi también se inicia un día jueves, como día de la consagración al amor a Cristo. A partir del día de Jueves Santo se cuentan nueve jueves, que es cuando cae la fecha del Corpus Christi, que es una fecha móvil, como también se mueve la fecha de la Semana Santa.

DIABLADAS CON SU PROPIA HISTORIA
Las diferentes formas de celebrar, de tocar, de vestirse, depende del lugar donde se organicen las Diabladas del Corpus Christi. Originalmente se llamaban Cofradías o Hermandades del Santísimo. Estas agrupaciones comparten una devoción específica, como en el caso del sentimiento a la Virgen, Jesús, etc.

En aquellos lugares donde existían pocos sacerdotes, de bajos recursos económicos, iban repitiendo todo lo que traían los europeos desde la época de la Colonia.

Tomando como referencia a los Diablos de Patanemo, una de las Diabladas más viejas, que tiene su tronco común, como son las de Turiamo, población que perteneció a la jurisdicción de Puerto Cabello en años anteriores. Podemos decir que de manera organizada se reúnen para ensayar con días de antelación a la celebración del Corpus Christi. En estos ensayos se practica lo que se hará en la Iglesia el día jueves.

La víspera se realiza un día miércoles en la noche con un Velorio, previo a tres ensayos. En este Velorio se reza un Rosario donde los Diablos deben estar presentes, las Sayonas preparan el Altar, los Diablos saludan al Altar, debajo colocan un paquete de café, un pote de aceite, un mandador y unas maracas.
El café es para brindar a los presentes en las largas horas del Velorio, el aceite es para las lámparas que iluminan el altar y el mandador es una especie de látigo para espantar las malas influencias.
Este día miércoles se lleva a cabo la ceremonia de los "Tres Brincos". Dirigida por el Capataz, que con mucho celo, de que no venga nadie portando un elemento maligno, quiera hacer burla de ello. Esto ha causado que sea difícil obtener información sobre las oraciones principales que rezan los Diablos Danzantes. Esta información pasa de generación en generación solo a los hijos varones y si bailan Diablo.

LA SAYONA
Es la única participación de la mujer en los Diablos de Puerto Cabello, específicamente los de Patanemo y los de San Millán.
Estas Cofradías son integradas sólo por hombres, situación que se mantiene hasta nuestros días y para pertenecer a una agrupación de Diablo Danzante,es necesario tener una promesa que cumplir, ya sea por salud, por trabajo, por un ofrecimiento de un padre hacia su hijo, etc.
Las reglas internas en su mayoría son secretos que guardan con mucho celo los pertenecientes a esta tradición.

AL AIRE LIBRE:

Refiere "Guico" Guevara que: "Los Diablos jamás se cambian bajo techo, sólo lo hacen al aire libre".
Los de Patanemo se visten vía a la playa, en el monte, en los matorrales cerca de la sabana, luego de haberse bañados en la playa en horas de la madrugada. Los Diablos de San Millán igualmente se cambian de ropa a la intemperie. Se aglomeran en lo que se conoce como la Casa del Velorio, que es de donde parte la celebración vía a la Iglesia. Si se presenta la posibilidad de que en la Iglesia no esté un sacerdote, entonces se coloca en toda la puerta un Altar con un Cristo o el Santísimo.

PRECURSORES:

Recordar a los precursores de los bailes del Corpus Christi es recordar a: Juan Cansio Mijares, nacido en la población de Turiamo, quien vivió muchos años en San Millán y Lino Anzola.

Los "Tres Brincos" anuncian el inicio de las festividades. Los Diablos salen y en la casa queda un Capataz que a las doce del día prende las lámparas que son unos potes llenos de aceite con una mechita. Se colocan tres, una arriba y dos debajo del Altar.

Con los brincos los Diablos dibujan la figura de la Cruz. Primero hacia delante y luego a los lados. Posteriormente lo harán los otros Diablos.

Como nota curiosa es bueno saber que el cuatro tiene un particular estilo de afinación, se le dice afinación en cruz, se cambian el orden de las cuerdas, para cada parte de la diablada tiene un toque específico. Cada toque de la diablada tiene un toque diferente para cada paso. Realmente la coreografía es muy llamativa y la realizan frente al Santísimo.

Corpus Christi tiene Octava de Corpus, como toda solemnidad de la Iglesia, también tiene Octava.
Los bailes de Diablos no son coreografías simplemente para distraer a un público o realizar un acto folclórico en sí. Las Diabladas tienen sus reglas y sobre todo es una celebración religiosa, más que un simple espectáculo. Es toda una herencia cultural de comunidades agrarias, donde se pagaban promesas por las siembras, por cosechas, por enfermedades, incluso en sitios donde no había un Sacerdote y solo existía una Capilla.

Al llegar a la Iglesia el ritmo de la música que acompañan a los Diablos, cambia. Entonces todos los Diablos se bajan la máscara, que curiosamente está pegada a un túnel hecho de tela, conocido con el nombre de "buche", para que la máscara quede guindando. Esto es algo simbólico que quiere decir un poco, que el Diablo no puede ver al bien de frente. Es una forma de humillarse ante Dios.

Hay otros Diablos en Venezuela que no se quitan máscaras, esto es debido a que las tradiciones varían según la zona. Más bien tiene que ver con la historia social de cada población.

Al acercarse el Diablo Danzante al Santísimo, éste va en forma muy lenta, al punto que ha medida que va avanzando, se va agachando hasta llegar al piso todo su cuerpo en señal de rendición. Si en este momento hay un Sacerdote ofreciendo la Misa, el Diablo deberá estar en el piso escuchando hasta el final con los brazos cruzados y la cabeza entre ellos. Momento en el cual el Diablo paga su promesa, con una pequeña cantidad de dinero que para nuestros días es de Bs. 500. Dos Diablos agarrandose de las manos y la Sayona uniéndose hacen la figura de la cruz con la moneda y la depositan en un platico.
Todos los pasos, desde este momento lo harán tres veces, sin darle la espalda al Santísimo. Esto quiere decir que siempre deben verlo de frente.

Luego para finalizar se dirigen a los sitios públicos de la población, a las casa de los amigos y bailan mientras reciben algún dinero como propina. Se considera de buena suerte abrirle las puertas a los Diablos Danzantes, sobre todo si hay personas enfermas en las casas.

por España nos llega la tradición del Cuerpo de Cristo, traducción del latín de la misma.

"Guico", como cariñosamente lo conocemos, explica que ésta adoración al Cuerpo de Cristo

La mezcla de culturas europeas, africana y del aborigen natal,

Esta representación de la lucha del bien contra el mal se muestra a manera de comedia,

Diablos en las Calles.

La víspera se realiza un día miércoles en la noche con un Velorio,

Estas Cofradías son integradas sólo por hombres,

Refiere "Guico" Guevara que: "Los Diablos jamás se cambian bajo techo, sólo lo hacen al aire libre".

Corpus Christi tiene Octava de Corpus, como toda solemnidad de la Iglesia, también tiene Octava.