Tecnológico de Puerto Cabello.


Leobardo Sanchez Director del Area de Teatro del Tecnológico de Puerto Cabello. Trabaja arduamente el arte de hacer reir. Como profesor del Tecnologico de Puerto Cabello ha formado el Grupo de Teatro Polea y su trabajo no se limita al escenario. Con sus talleres van a las comunidades enseñando el infinito mundo del teatro. Educan y preparan a todo aquel que desee seriamente desarrollar sus inquietudes artisticas.
Como motivacion personal, Leobardo Sanchez dice ser un eterno agradecido a Dios, “ por todo, por mi familia, mi trabajo y ponerme a trabajar con la hermosa gente de Puerto Cabello”.

 

 

En el Teatro Municipal donde practica a diario con el Grupo Polea nos recibió Leobardo Sánchez, quien informo sobre esta labor artística y docente.

- Comencé en el teatro en Naguanagua. Explica Leobardo Sánchez, donde se me presento la oportunidad con un grupo de danzas barquisimetanas, estuve en el grupo de teatro y canté un poquito. Luego comencé en un grupo de teatro de la comunidad. Nunca nos presentamos, hicimos cantidad de montajes y nos presentamos como dos veces. Me recomiendan luego a Douglas Paredes, Pofesor y Director del Grupo de Teatro Taller de Formación Teatral de la Universidad de Carabobo. Allí adquiero formalmente los conocimientos de teatro. Antes era muy empírico.
El ofrece tres niveles de taller en la universidad. Luego quedo en el grupo
de teatro estable. Hice varias piezas allí, la ultima recuerdo que se llamaba
“ Si naces sin corazón en el pecho”, una obra fuerte de Néstor Caballero. Luego, formé mi agrupación en Ciudad Alianza. Hice talleres para niños a nivel de escuela, actividad que me gustó mucho, trabajar con niños. Luego formé el grupo Astilla que funciona en Naguanagua. No tenemos un espacio fijo pero siempre estamos trabajando en espacios que nos permiten


.
Como inicia su actividad en Puerto Cabello?

- A Puerto Cabello llego por el llamado de una amiga, Astrid Díaz, Directora del Cuam quien me invitó a venir para armar el grupo allí. Sin embargo, al salir ella de la institución el programa no contó con el suficiente apoyo y decidí no trabajar mas en el teatro, no darle mas clases a nadie, meterme a albañil o alguna otra cosa
que no fuera el teatro. Decidí trabajar porque necesitaba dinero. Pero un amigo
mío de Morón a quien le decimos Guariche me recomendó para el Tecnológico de Puerto Cabello y me envió con Merlín Reyes quien es la Jefe de Extensión de esa institución. Luego de pedirme el currículum me dio la oportunidad de trabajar allí con unos talleres. Entre como Director del Grupo Cultural, pero el cargo que estoy ejerciendo es oficialmente como Promotor Cultural.


No había nada cultural y los muchachos de allí son muy agresivos. Logré presentarles grupos de Colombia, Ecuador y Bolivia, grupos excepcionales, ante una audiencia que había pitado o tirado conchas de naranjas a otros, pero los muchachos los vieron, no lanzaron nada, cuando vieron la calidad ellos respetaron. Demostré que si se puede. Inicié allí un grupo con el Grupo de Teatro Cristiano y de allí nace el Grupo Polea, con los que trabajo hasta ahora.

- Desde hace cuanto tiempo funciona el grupo?
-- Ya va para dos años porque ellos comienzan con niveles. Buscamos enseñar lo que realmente es la cultura de lo que es teatral. Esto es algo muy complejo hay que saltar, crear, improvisar., luego mas adelante les doy unas técnicas que les van a explicar lo que están desarrollando y las técnicas de Stanislavsky, Berltol Brecht, etc para que ellos se vayan desenvolviendo. Trabajo mas que todo con la auto estima, esto ayuda mucho para la seguridad.

 

Eso les ayuda también en las clases, los hace que sepan mas y mejor. Porque ellos mismos se van descubriendo. Busco relacionarme con las comunidades porque hemos estado muy alejados de ellas. Vamos a las comunidades, nos presentamos con teatro de calle que también podemos hacer en teatro de salas y les llevamos lo que es cultura a ellos
y así responden, de manera positiva, nos van conociendo. Es como estar sembrando, no solo ir. Incluso nos ofrecen que demos talleres.
Con el trabajo en el tecnológico hemos logrado a través de Abner, Orlando Rivas, Nelson Vielma, que nos abran las puertas del teatro. Hemos visto que el trabajo que estamos haciendo si esta dando frutos. Cuando uno comienza, es preferible trabajar la comedia, aparte de que el teatro es muy liberador comenzamos con comedia y luego vamos profundizando con los otros géneros.

En la obra que yo hago “El Mago” es el mismo publico muchas veces quien nos dice por donde va la obra y esto hace que el libreto cambie y que sea lo que es hoy. Es el publico quien muchas veces te dice que quiere ver, que quiere escuchar Se pueden hacer cosas muy buenas de esta manera.
- Como percibes al publico porteño?
- La gente del puerto se critica mucho entre ellos mismos. Cuando tu le llevas un trabajo a ellos lo aprecian. Lo único que no te abordan. Muchas veces te toman el teléfono pero no te llaman. Sin saber que nosotros estamos dispuestos a ir a todas esas comunidades para conocerlos. Queremos
relacionarnos con ellos. Nosotros les damos a ellos el conocimiento del arte, por esto es que necesitamos que las instituciones, la alcaldía sigan apoyando este tipo de eventos. Nosotros no cobramos nada, el recibir el apoyo del publico nos hace estar bien. Apoyamos al talento. Siempre hay una manera de apoyar.

 

Leobardo Sánchez
Grupo de Teatro Polea.

Tuvieron una vibrante actuación en la Sala Ana Pavlova.